26
Jul

Muéstrate agradecido

Todo va cambiando y modificándose a lo largo de nuestra vida, vivimos momentos complejos que atravesar. Se nos derrumban estructuras sociales, económicas, laborales y personales en este peregrinar por la vida y en ocasiones, todo este remolino de situaciones, de vivencias, experiencias, de creencias, nos traslada a escenarios pésimos, derrotados y con temores a derrumbarnos por completo. Todo ello, puede hacernos perder el rumbo y olvidarnos de las hermosas cosas que a pesar de todo lo que ocurra dentro y fuera de nuestro ser, siguen apareciendo y permaneciendo en nuestras vidas.

“Es tan grande el placer que se experimenta al encontrar un hombre agradecido
que vale la pena arriesgarse a no ser un ingrato”
Séneca

Los pequeños y grandes regalos del día a día inundan nuestro espacio y a veces, prescindimos el mostrarnos agradecidos por todo ello. Por aquello que percibimos, lo que nos rodea, lo que sentimos, lo que admiramos.

El abrazo de un niño, la sonrisa de un amigo, el florecer de un almendro, la caricia de un rayo de sol en tu piel. Tantas cosas bellas que se diluyen a lo largo de cada día,  sin admirar la belleza de poseer ojos con los que leer, pies con los que andar, el simple hecho de respirar una mañana más de nuestra existencia. Gracias y gracias a la vida que te da y te quita, que te ofrece la oportunidad de crecer, madurar y transmitir más allá del sentimiento, de la palabra dicha.

La gratitud es un sentimiento y cuando se agradece desde el corazón, acto seguido se ven los resultados de la gran energía favorable y satisfactoria a nuestro favor.  En algunas ocasiones esa corta y simple palabra “gracias” que tiene tanto significado, nos cuesta de pronunciar.

“De bien nacido, es ser agradecido”
Refrán

Te animo y te digo: muéstrate agradecido, ¿y qué recibes a cambio?

Fortaleces tu bienestar, encuentras sentido a la vida. Aumenta tu energía,  la atención, el entusiasmo,  además ayuda a que mejores el estado de ánimo.

Agradecer nos mantiene enfocados en el presente, en prestar mayor observación a cada pequeño detalle. Gracias, gracias y gracias es uno de los principios de un cambio que mejora nuestra vida. Practicar la gratitud te cubrirá de beneficios y ventajas en lo cotidiano.

El agradecimiento engrandece a las personas que lo practican, incluso en las consecuencias más negativas que les puedan acontecer. Si agradeces incluso en dichas situaciones serás una persona comprensiva, humilde, inteligente, sensata.

A todas luces el agradecimiento es una de las grandes características de la sabiduría.

Carmen Calabuig. Psicóloga